2+2=5 no son muchas versiones sobre las principales causas o razones de ser de la crisis económica española. Todo lo contrario, son pocas cuando a un año le sucede otro, y así sucesivamente sin que España mejore. En principio, este artículo sólo contiene unas pocas y reducidas versiones. Está incompleto porque la crisis española es dificilísima de explicar.

La versión técnica u oficial:

Todo comienza con una serie de perturbaciones y anomalías detectadas en el mercado financiero internacional hacia el segundo semestre del año 2007. Como es lógico, ello desemboca en una crisis de carácter mundial propagada desde EEUU (esto es nuevo). Este país se la sacude de encima (la crisis) gestando productos financieros de dudosa legalidad, que envuelve cuidadosamente bajo un papel de regalo que esconde lo peor de lo peor de las denominadas carteras de hipotecas sub-prime, aquéllas que se había convenido conceder a los tipos más elevados… del Bronx, de Missisippi, de Virginia…

Principales encausados; la administración de George W. Bush, la máxima institución de supervisión financiera de EEUU (la SEC) y hasta el mismísimo Bernard Madoff, financiero de éxito entre las altas esferas nortemericanas hasta que se descubrió el inextricable entramado de estafas piramidales que gobernaba. Esto último sorprendió a todo el mundo. De hecho ni sus propios hijos se habían dado cuenta del “a todo trapo” al que vivían en Palm Beach.

La versión del 15-M y del ladrillo:

La crisis mundial se propaga por España como un virus sin vacuna de grúa en grúa. La burbuja del negocio inmobiliario, cuyos precios se inflaban e inflaban hasta adquirir proporciones insondables, parecía agradar por igual tanto a consejeros ejecutivos de entidades financieras como a concejales municipales de ciudades dormitorio. Pero cuando la crisis despertó, los políticos todavía estaban allí.

Principales encausados; hasta el apuntador.

La versión de bar:

“Esto es una pantomima montada por la Merkel, que es la que controla los mercados. Le interesa que la prima de riesgo española se vaya por encima de los 1.500 porque así Alemania puede colocar su deuda más barata en los mercados. De hecho, he oído que los inversores extranjeros están pagando intereses -en vez de cobrarlos- por adquirir bonos alemanes.”

Principales encausados: ZP, Pepiño, Rubalcaba y puede que Gallardón. Se está estudiando la imputación de Rajoy.

La versión-inversión:

No hace referencia al verbo invertir con connotaciones financieras. Se acerca más a la acepción que utilizaba Freud en sus teorías sobre la homosexualidad. Según esta versión, Europa, mejor dicho, el sur de Europa, y alguno de los países comúnmente aceptados como integrantes de las economías occidentales, se han visto envueltos en una especie de crisis a lo “El Show de Truman” para ser obligados en un periodo de tiempo récord a invertir su posición en la jerarquía del desarrollo económico mundial.

¿Cómo? Gracias a la culminación forzosa de un proceso de devaluación interna que les haga suplicar la idea de convertirse en un país fabricante de mano de obra barata, justo en el inmediato instante anterior a la perdición.

Principales encausados: el Grupo Bilderberg, China, y países emergentes como Chile, Brasil o India.

Hasta aquí la quinta versión, pero seguro que hay más, muchas más.

¿Con cuál te quedas?

¿Cuál falta?