La Zona euro registró una tasa de desempleo del 12,1% en junio de 2013, según ha informado la Oficina Estadística de la Unión Europea. Asimismo, en los 27 países de de la Unión, la tasa de paro fue del 10,9%, una décima por debajo, por lo tanto, con respecto al mes precedente.

En la actualidad, la economía europea de los 27 acumula 26,4 millones de hombres y mujeres desempleados, de los que 19,3 se sitúan en los países de la Eurozona.

En comparación con las cifras del mismo mes del ejercicio anterior -junio de 2012-, el desempleo registrado en Europa ha aumentado en 1,1 millones de personas, tanto en la UE-27 como en la Zona Euro.

Las tasas de paro más reducidas del conjunto de los países miembros de la UE se registraron en Austria (4,6%), Alemania (5,4%) y Luxemburgo (5,7%). Mientras tanto, en el polo opuesto se situaron las de Grecia (26,9%, datos de abril*) y España (26,3%).

Dentro del abanico de gráficos que mejor ilustran la evolución laboral reciente de Europa, el gráfico inicial muestra la interesante relación existente entre las tasas registradas en junio de 2012 y 2013.

Tal y como se puede observar, los tres países con mayores tasas de desempleo en la Zona Euro en junio de 2012 –Grecia*, España y Portugal– ensancharon un año después, todavía más, sus respectivas tasas de paro laboral, un 2,2%, 1,2% y 1,6%, respectivamente.

El mayor incremento porcentual lo experimentó, sin embargo, Chipre, cuya tasa ascendió en el intervalo anual analizado un 5,6% (del 11,7% al 17,3%).

De los 17 países de la Unión Monetaria de Europa, tan sólo Irlanda, Estonia, Malta y Alemania experimentaron en el último año reducciones en la tasa de desempleo, de tal manera que en el país germano, por poner un ejemplo, su tasa de paro se cifró en el 5,4%, una cifra casi cinco veces inferior a la española.