Serán finalmente objetivos individuales de estabilidad presupuestaria los que determinen los márgenes de déficit público autonómicos.

Ayer finalizó el debate en torno a la conveniencia o no de objetivos de déficit público simétricos y resultaron definitivamente aprobados los denominados “déficits a la carta”.

Así, cada comunidad deberá cumplir con su propio plan de estabilidad tal y como se muestra en el gráfico inicial.

Las cinco comunidades que registraron mayores cifras relativas de déficit en 2012 – Valencia, Murcia, Andalucía, Cataluña y Baleares- podrán contar este nuevo año con el beneplácito de Hacienda para situarse por encima de la cifra objetivo de déficit conjunto, el 1,3%.

Déficits CCAA. 2012

El establecimiento de objetivos más laxos en 2013 para aquellas comunidades donde no se cumplió el objetivo de déficit autonómico en 2012 (el 1,5%) ha constituido un fuerte motivo de disensión en los últimos  meses entre quienes argüían que de esta forma se premiaba a los que habían incumplido sus obligaciones y los que por el contrario opinaban que se trataba de una propuesta más “equilibrada, justa y realista”.

Tal vez con la finalidad de justificar la resolución definitiva, el Ministerio de Hacienda ofreció en su nota de prensa las cifras del esfuerzo que cada Comunidad deberá realizar para rebajar su cifra de déficit con respecto a la del ejercicio anterior.

De esta manera, la Comunidad Valenciana deberá reducir su cifra de déficit un 54,55% respecto a 2012 y realizará el mayor esfuerzo de contención de déficit, por delante de Murcia y Andalucía, en segundo y tercer lugar, con reducciones del 49,04% y 22,55%, respectivamente.