El impuesto sobre sucesiones y donaciones es un tributo cedido a las Comunidades autónomas que se encuentra regulado por la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, cuyo reglamento lo desarrolla el Real Decreto 1629/1991, de 8 de noviembre.

El impuesto sobre sucesiones y donaciones es uno de los recursos financieros de las autonomías españolas integradas en el sistema de financiación autonómico regulado por la Ley 22/2009, también denominada LOFCA.

La recaudación del impuesto sobre sucesiones y donaciones, figura tributaria que no se encuentra sujeta a liquidación en términos normativos, ascendió en el año 2010 a 2.381 millones de euros.

La Comunidad de Madrid registró el mayor importe de recaudación sobre esta cuantía, el 20% del total, con 474 millones de euros.

Cataluña sumó 451 millones, el 19%, y Andalucía, en tercer lugar, obtuvo una recaudación de 290 millones, el 12%.

Más datos acerca de la recaudación autonómica de las principales figuras tributarias en el siguiente enlace sobre el sistema de financiación autonómico.