EEUU y China son, en la actualidad, los dos estados más potentes del mundo en materia económica y militar.

El desarrollo experimentado por China a la largo de la primera década del siglo XXI supone la convergencia con las cifras estadounidenses en cuestión de años.

La cuestión principal es: ¿cuántos?

En el gráfico inicial se muestra la evolución del PIB en términos de paridad del poder adquisitivo (PPA). Esta variable permite la comparación de la producción inter-países al utilizar datos homogeneizados con base en unos niveles idénticos de inflación.

Tal y como puede observarse, las cifras registradas hasta el año 2010 dibujan una tendencia creciente para ambos estados, arrojando una intensidad especialmente extraordinaria en el caso de China durante la década 2000-2010.

Comparando la tasa de variación interanual 2010/2000, este país ha alcanzado un 240,6% de crecimiento (frente a otro del 47,4% en EEUU). Anualizando ambas tasas se desprende que el crecimiento chino anual ha superado el 13%, claramente por encima del norteamericano, situado en torno al 4%.

Si esta tendencia de crecimiento se mantuviera en EEUU y China suavizara sus tasas hasta el 9,5% de crecimiento anual, la convergencia en PIB PPA se produciría en el año 2017.

Ahora véase la contundente diferencia entre el gasto militar de EEUU y China durante la década 2000-2010, donde el país norteamericano ha pasado de 382.000 millones de dólares de gasto en el año 2000 a 698.000, y el chino de 34.000 a 129.000.

Gasto Militar China- EEUU. Años 2000-2011 y proyección hasta 2028. Millones de dólares

En relación a estas cifras se puede concluir que: primero, la tasa estadounidense interanual 2010/2000 ha sido del 82,8% (frente al 261,4% chino) y: segundo, el país norteamericano ha elevado su gasto en defensa en porcentaje del PIB del 3% al 4,8% (mientras China sólo lo ha hecho del 1,9% al 2,1%).

Con esta información, ¿qué tendencia podría darse en los próximos años?

La proyección planteada en la gráfica, en la que el gasto chino supera al de EEUU en el año 2028, se apoya en cuatro hipótesis:

1) que el gasto militar norteamericano se mantenga estable en el 4,8% de su PIB año a año.
2) que el gasto chino en porcentaje del PIB vaya aumentando anualmente hasta el 2,9%.
3) que el gasto militar norteamericano aumente a una tasa anual del 4% (frente al 6% anualizado que experimentó en la década anterior).
4) que el gasto militar chino aumente a una tasa del 15% (sobre el 13,7% anualizado de la década anterior).