El primer gráfico del PIB de España está dado en precios corrientes y muestra valores para los años 1995, 2000, 2005, 2010 y 2015.

Tal y como se puede observar, entre 1995 y 2005 el valor de la producción de la economía de España se multiplicó por dos desde los 459.337 millones de euros hasta los 930.566 millones de euros, habiendo estado prácticamente estancado entre 2005 y 2015; actualmente asciende a 1,081 billones de euros.

Nótese que al tratarse de una variable corriente, los efectos de la inflación y la deflación se encuentran incluidos en la medición.

VAB España Actividades Inmobiliarias

El segundo gráfico muestra la evolución del PIB -VAB- de las actividades inmobiliarias en España entre 1995 y 2015, partiendo desde un valor económico inicial de 23.147 millones de euros y terminando en otro final de 114.798 millones.

Esta sub rama del PIB español se ha multiplicado por cinco en el periodo de los veinte últimos años analizado.

Gráfico VAB Industria España

Este tercer gráfico muestra el PIB de la industria de España para el mismo periodo de análisis económico. El punto de partida en 1995 fue 90.824 millones de euros: el 19,8% del PIB español por aquel entonces.

Mientras que su punto de llegada fue 167.203 millones de euros en 2015. Su representación porcentual ha descendido al 15,5% del total.

Gráfico VAB Construcción España

La cuarta gráfica recoge el PIB del sector de la construcción.

En este caso se observa una crisis económica bastante evidente más allá del año 2005, que ha llevado al sector a retroceder por debajo de los niveles del año 2000. Su ponderación actual en el PIB de España se sitúa en el 5% (8,6% en 1995; 10,4% en 2005).

Gráfico Rentas PIB España

El último y quinto gráfico del PIB de España incluye las remuneraciones de los asalariados, así como los excedentes brutos empresariales, los dos componentes principales de cálculo de la macromagnitud económica “PIB” desde la perspectiva de las rentas.

Se observa un incremento progresivo de ambas variables desde 1995 hasta el año 2010, unido a un estancamiento de los excedentes en 2015, que en el caso de las remuneraciones salariales se traduce en un derrumbe de más de 50.000 millones de euros.

(Suscríbete a El Captor por email para obtener información actualizada y recibir los últimos estudios y análisis económicos de nuestro blog)