Las cosas se están volviendo raras y me estoy empezando a preocupar, esto podría ser un caso para Mulder y Scully”. Transcurridos más de diez años desde que el grupo musical Catatonia compusiese el tema “Mulder & Scully”, hoy abrimos una serie de expedientes X sobre la economía española en El Captor (puedes seguirlos por Facebook, Twitter, Google Plus o email). Como siempre, el artículo está abierto al debate y a la participación, filosofía marca de la casa en este blog de economía.

Expediente 1: Vivienda.

Artículo 47 de la Constitución española. “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada”. Uf, un caso realmente difícil para Mulder y Scully. En la práctica, casi la mitad de los españoles, el 44,5%, cobra un salario bruto anual inferior al equivalente a dos salarios mínimos interprofesionales, es decir, menos de 15.487 euros al año.

La hipoteca sobre vivienda en España se sitúa de media en 100.180 euros -siempre según datos del INE- y el plazo medio de formalización hipotecaria es de 20 años. Como decíamos, un caso sobre la economía española especialmente difícil para Mulder y Scully, sobre todo, cuando una parte de la sociedad (desahuciados, parados, etc.) asiste impotente en la actualidad a la tormentosa privación de un derecho constitucional y otra, más mayoritaria quizás, es víctima de unos niveles retributivos claramente insuficientes al objeto de satisfacer una necesidad vital.

Con un nivel de retribución salarial que no es más que el caldo de cultivo ideal para que las oligarquías del sector bancario e inmobiliario perpetúen, con el consentimiento de las instituciones del Estado, un multimillonario y fraudulento botín, ¿para qué sirve el artículo 47 de la constitución española? Por cierto, ¿Qué significa «botín»? Según la RAE, “beneficio que se obtiene de un robo, atraco o estafa”. Muy apropiado, sí.

Entonces, ¿caso resuelto?