Todo concluyó con el robo del teléfono móvil de un Dirigente político, tras una investigación en la que acabó siendo citado ante el gran Juez. Parecía una citación destinada a que pudiera defender sus Derechos, pero no estaba limitada exclusivamente a eso; acto seguido convocó a todos los Medios de comunicación e informó de las Amenazas que sufría la nación. “Nuestra Democracia está pervertida por la difusión de Noticias Falsas -fake news-“, dijo. “Las ‘fake news’ pervierten la democracia porque manipulan los estados de Opinión Pública”, continuó. “Los estados de opinión pública están en manos del Poder económico, de donde emanan el resto de poderes”, prosiguió. “El poder Supremo es capaz de dirigir y controlar la evolución de los estados de opinión pública en el tiempo”, sorprendió. Pero mientras la sofisticación del discurso aumentaba, más vulgar resultaba cómo había comenzado todo aquel suceso: mediante el hurto físico de un dispositivo de radiofrecuencia. No obstante, él continuó: “Las tramas de espionaje comienzan y terminan provocando divergencias entre las opiniones públicas del corto y largo plazo.” indicó. “Como podréis comprobar, he comenzado siendo víctima, para terminar siendo verdugo”, señaló. “La linealidad del tiempo en política no existe”, sentenció. “Al futuro a veces le da por esconderse en el pasado”, continúo. Pero todos creyeron que se trataba de otra de las últimas ‘fake news’.