Cerca de una tercera parte, en concreto un 28,2% del total de las exportaciones de los 28 estados miembros de la Unión Europea.

Pero si se suma a la cifra de Alemania la cuota de Reino Unido, un 12,9%, y la de Francia, un 10,5%, obtenemos que el 50% de las exportaciones de Europa la realizaron tan solo tres estados miembros.

Y si, además, agregamos también la cuota de exportaciones de Italia, un 10,4%, Holanda, un 7%, Bélgica, un 5,6%, y España, otro 5%, resulta que el 80% del total de las exportaciones realizadas por los 28 países de la UE fueron obra de tan solo siete de dichos países.

De modo que los 21 restantes estados miembros de la UE sumaron entre todos ellos una cuota restante del 20% de exportaciones extracomunitarias en el año 2015.

¿Y qué sucedió respecto al comercio intracomunitario?

Básicamente algo parecido. Alemania destinó a sus socios europeos el 22,6% del volumen total de exportaciones intracomunitarias.

Alemania, Holanda y Francia movieron el 44% del comercio intraeuropeo. Nótese, por lo tanto, el descenso de la representatividad de Reino Unido, de un 12,9% a un 6% (Brexit).

Y el conjunto de los siete primeros países con mayor peso de comercio destinado en la UE, esto es, Alemania, Holanda (12,6%), Francia (8,7%), Bélgica (8,4%), Italia (7,4%), Reino Unido (6%) y España (5,4%) obtuvieron una importancia conjunta del 71,1%.

(Imagen vía Shutterstock)