A principios de este año la revista financiera y de negocios estadounidense Forbes publicó su lista anual de los equipos de fútbol más valiosos del mundo. Esta publicación se considera la guía definitiva de los ingresos y el valor total de los mejores equipos de fútbol del planeta, la mayoría de los cuales están en Europa. No es de extrañar que el Real Madrid y el F.C. Barcelona encabecen la lista, con los británicos Manchester United en tercera posición.

El Real Madrid encabeza la lista

Forbes clasifica al Real Madrid como el equipo de fútbol más valioso del mundo, estimando su valor en 3.650 millones de dólares (3.260 millones de euros). Se calcula que sus ingresos anuales son de 694 millones de dólares (619,59 millones de euros). El Barcelona ocupaba una posición solo ligeramente inferior, con un valor de 3.560 millones de dólares (3.180 millones de euros) y unos ingresos anuales de 675 millones de dólares o 602,82 millones de euros.

El valor del Manchester United fue estimado en  3.320 millones de dólares (2.960 millones de euros) con unos ingresos anuales de 625 millones de dólares (cerca de 558 millones de euros). Los ingresos de estos mejores clubes provienen de una combinación que comprende los ingresos del día de partido, acuerdos millonarios por los derechos de retransmisión e ingresos por publicidad y artículos oficiales promocionales en todo el mundo.

Jugadores de lujo

Los cinco jugadores mejor pagados según la revista Forbes pertenecen todos a los tres primeros clubs, con los primeros puestos encabezados por Cristiano Ronaldo del Real Madrid, seguido por Lionel Messi del Barcelona. Ambos tienen acuerdos únicos con sus respectivos clubes, en que los enormes sueldos que reciben son cobrados después de la deducción de impuestos. En el caso de Ronaldo este acuerdo le proporciona 16,66 millones de euros al año, libres de impuestos, mientras que Messi gana 16,1 millones de euros. Ambos jugadores también disfrutan de acuerdos de patrocinio que prácticamente doblan sus ingresos.

Ventaja financiera

Por supuesto, tener una enorme cantidad de dinero para gastar en los mejores jugadores y la infraestructura del club tiene que dar a estos clubs una ventaja sobre el terreno de juego. Los aficionados al fútbol españoles son muy conscientes de la forma en que el Barcelona y el Real Madrid dominan la Liga, ya que el tercero de los tres grandes, el Atlético de Madrid, ocupa el puesto 15 en la lista de Forbes, con un valor de en 633 millones de dólares (565,13 millones de euros) y unos ingresos anuales de 225 millones de dólares (200,87 millones de euros). Tal y como reconocen algunos medios deportivos, esto le da al Atlético sólo una oportunidad marginal de ganar La Liga.

Clubs de un millón de dólares

Volviendo al valor total de los equipos, el Bayern de Múnich se clasifica en cuarto lugar, con un valor de 2.680 millones de dólares y unos ingresos de 625 millones. Los siguientes equipos son el Arsenal (2.620 millones / 570 millones), el Manchester City (1.920 millones/ 558 millones), el Chelsea (1.660 millones / 505 millones) y el Liverpool 1.550 millones / 471 millones). La lista la completan los únicos dos equipos restantes con un valor de más de mil millones de dólares: la Juventus (1.300 millones de dólares) y el Tottenham Hotspur (1.020 millones de dólares).

Un caso interesante es el del París Saint-Germain, clasificado en decimotercera posición en la lista de Forbes con un valor de 814 millones de dólares. Sin embargo, el PSG ocupa el cuarto lugar en cuanto a los ingresos anuales, con un total de 578 millones, la mayoría de los cuales proviene del estado de Qatar y la autoridad de turismo de Qatar. El Saint-Germain fue adquirido por Qatar Sports Investments en 2011, quienes invirtieron enormes enormes sumas de dinero para transformar la fortuna y la imagen del club parisino en dificultades.

La mayoría de los clubs de la lista han visto un aumento significativo de su valor desde 2015, un aumento debido en parte a acuerdos económicos millonarios por los derechos internacionales de retransmisión. Queda por saber si la burbuja estallará finalmente o si se continuará invirtiendo en el fútbol europeo.